martes, 15 de febrero de 2011

APERITIVO DE MOZZARELLA CON TOMATE A LA CANELA

Hola de nuevo a todos!!! Lo primero daros las gracias por seguir ahí después de tanto tiempo, sé que he tenido muy abandonado el blog, pero determinadas circunstancias personales me hicieron alejarme un poquito, ahora además estoy con un nuevo proyecto, un nuevo blog... que nada tiene que ver con éste y que pronto estará en activo. Por lo que el tiempo para dedicarle a la cocina cada vez es menor, pero espero poder compaginar ambas cosas.
Mi segundo regreso y espero que definitivo, lo hago con un aperitivo sencillito pero resultón, sobre todo por la mezcla de sabores, un tanto curiosa pero llamativa. Espero que os guste.

Ingredientes:
- 600 g de tomates maduros
- Tomates secos
- 1 cebolla
- 1 diente de ajo
. 1 cucharadita de azúcar
- 2 ramitas de albahaca
- 1 vasito de vino tinto
- 1 trocito de canela en rama
- 1 trocito de guindilla
- 4 ó 5 cucharaditas de aceite de oliva
- 200 g de mozzarella de bufala
- sal y pimienta

Preparación:
- Pelamos los tomates y picamos la pulpa. Pelamos también la cebolla y el diente de ajo y los picamos finos.
- Calentamos el aceite en una cazuela, añadimos la cebolla y el ajo, sazonamos e incorporamos la canela y la guindilla desmenuzada. Sofreímos unos 8 ó 10 minutos.
- Subimos el fuego, añadimos el vino tinto y dejamos evaporar.
- Lavamos y secamos la albahaca fresca y la picamos menudita. Reservando algunos hojas para decorar.
- Añadimos el tomate a la cazuela, la albahaca, el azúcar, sal y pimienta. Bajamos el fuego y rehogamos despacito durante 30 minutos, removiendo bastante a menudo.
- Retiramos la canela.
- Cortamos la mozzarella en rodajas y las dejamos en un colador para que escurran bien el suero. Por otro lado, escurrimos los tomates secos y los cortamos en tiras.

Presentación:
Yo lo presenté en cucharitas, pero también se podría presentar en un plato hondo o cuenco pequeño. Ponemos en el fondo de la cuchara una base de la salsa de tomate preparada anteriormente, añadimos la mozzarella y finalmente unas tiras de tomate seco. Decoramos con un poco de albahaca y listo.

Trucos:
- Yo trituré la salsa de tomate porque a mi personalmente no me gusta encontrarme grumos ni tropiezos en la salsa de tomate, pero en la receta original no estaba triturada.
- Se me ocurre también que pueden sustituirse los tomates secos de la decoración por una juliana de puerro frita y bien escurrida, lo que le daría un toque crujiente al plato.
- También se me ocurre (para otra vez) que al sofrito de la cebolla y el ajo se le podría añadir unos pimientos de mi tierra, o sino del piquillo, cortamos en tiras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada