miércoles, 25 de enero de 2012

MI AMADO BOTILLO


Llevaba mucho tiempo queriendo poner esta receta para poder hacerle así los honores que se merece MI AMADO BOTILLO.
No recuerdo cual fue la primera vez que lo ví en el plato, humeante y solemne, de un rojo pasión increible y con un majestuoso aroma, pero seguramente sería de bien pequeña y desde entonces se ha convertido en una de mis comidas preferidas.
Es cierto que no es un plato para todos los días, pero el botillo me recuerda a mi tierriña, a la navidad, las fiestas, la alegría, y el compartir la mesa con todos aquellos a los que tanto quiero, por todo ello, como no voy a amarlo!!!
Para todos aquellos que todavía no lo hayais descubierto, deciros que el botillo es el producto más típico y famoso del Bierzo, mi adorada tierrina, y está elaborado con las piezas del despiece del cerdo (costillas, rabo, carrillera, lengua, paletas y espinazo, todas ellas con hueso), que son troceadas y adobadas con sal, pimentón (dulce y picante), ajo y otras especias.
Después de mezclar y amasar se deja reposar, generalmente un día, para luego embutirlo en el denominado "ciego", que es una tripa del intestino grueso perfectamente lavada y adobada igual que los trozos de hueso. A continuación el botillo se cuelga del techo de una habitación y se ahuma con leña de roble o encina. Y después ya podemos degustarlo.
Sé que es dificil encontrar un botillo bueno en tiendas o en restaurantes fuera de mi tierra, pero os animo a probarlo y sobre todo si haceis una visita al Bierzo. En este caso, yo os recomendaría probarlo en "La casa del Botillo", pues de todos los que he probado fuera de casa es el que más me ha gustado.


Ingredientes:

- Botillo
- Patatas (yo suelo poner una o una y media por persona)
- Repollo (a mi como me encanta el sabor que le da el botillo, suelo poner uno grande o dos medianos, porque si sobra lo como al día siguiente).
- Chorizos del Bierzo (suelo poner medio por persona y un poquito picantes)
- Androlla (es una de las cosas que más me gusta a mí para acompañar el botillo, pero no os será fácil encontrarla si no es en el Bierzo. Tiene una composición muy similar a la del botillo con la diferencia de que la androlla no lleva huesos, pero está de pelicula).
Yo en este caso como no tenía androlla puse también en la bandeja unos "chichos" que había traido en mi última visita a Ponferrada. Los "chichos" son lo que en otros sitios, como Asturias, llaman picadillo de cerdo.

En esta foto que os pongo el botillo ya está abierto y se pueden observar los huesos con la carne e incluso el rabo, va acompañado de chorizo y los chichos.

Esta es la foto de las patatas y el repollo, yo suelo ponerlo en otra fuente para que luego cada uno se sirva lo que le guste.

Preparación:

1. Debemos envolver el botillo en un paño o una malla para evitar así que se abra durante la cocción.
2. Ponemos una olla grande con agua (un poco más que la que cubra el botillo) y incorporamos el botillo.
3. El botillo debe cocer durante unas dos horas.
4. Cuando el botillo ya lleve una hora cociendo, añadimos el repollo (previamente lavado y troceado, yo personalmente lo corto a mano, no con cuchillo, me gusta más). Si tuvieramos androlla, añadiríamos ésta también en este momento.
5. Cuando lleve una hora y media el botillo, añadimos a la olla las patatas cortadas a la mitad, y cuando quede un cuarto de hora para finalizar la cocción, añadimos los chorizos enteros.

En mi casa las patatas y el repollo se acompañan de un refrito elaborado con bastante aceite (que cubra la sartén), añadimos un poco de ajo. Cuando empiece a estar doradito, retiramos la sartén del fuego y añadimos dos cucharadas de pimentón dulce y un poquito del picante. Revolvemos. Colocamos de nuevo la sartén en el fuego y añadimos un chorrito de agua. Dejamos un rato en el fuego y retiramos.
Yo lo suelo poner en un recipiente aparte para que cada uno eche la cantidad que quiera.

Una recomendación, después de comer un buen botillo, como postre yo os aconsejo tomar una manzana reineta del Bierzo D.O., es el postre perfecto para una gran comida. Y si todo ello se acompaña con un buen vino del Bierzo pues ya la comida será excelente. Si os tuviera que recomendar uno os diría un "Losada" o un "Cepas Viejas", sin duda mis preferidos.  

domingo, 8 de enero de 2012

ROSCON DE REYES


Seguro que en estos días todos habeis comido el típico Roscón de Reyes, ya sea comprado o casero, puesto que en estas fechas no puede faltar.
Yo llevaba mucho tiempo intentando hacerlo, ha sido una odisea porque lo he decidido en el último momento y me costó encontrar el agua de azahar, elemento indispensable para elaborar un auténtico roscón de reyes.
Este riquisimo plato tiene su origen en la época romana, se utilizaba en la celebración de la llamada "fiesta de los esclavos", y en aquella época en el roscón se escondía también un haba seca que representada la prosperidad y quien la encontraba, si era esclavo, quedaba libre ese día, además de pasar a ser tratado como un rey por un día.
Así que, deseo que hayais disfrutado de vuestro Roscon y que, como cuenta la tradición, al que haya encontrado el regalo le otorgue protección durante todo el año. Y a los que no también.

Ingredientes:

Ingredientes:
- Para la masa madre:
  150 g de harina de fuerza
  100 ml de leche entera tibia
  1 cucharadita de azúcar
  12,5 g de levadura prensada de panadería

- Para la masa del Roscón:
  550 g de harina de fuerza
  100 ml de leche entera tibia
  25 g de levadura fresca de panadería
  3 huevos
  Ralladura de naranja y de limón
  100 g de mantequilla en pomada
  30 ml de agua de azahar
  2 cucharadas de ron añejo
  1 cucharada de esencia de vainilla
  200 g de azúcar
  1/2 cucharada de sal

- Para la decoración:
  2 huevos
  1 cucharada de leche
  100 g de azúcar
  2 cucharadas de agua
  150 g de almendras picadas
Lo típico es poner fruta escarchada pero a nosotros no nos gusta, por eso no la puse.

Preparación:
- Para la masa madre:
1. Ponemos en un cuenco pequeño la leche tibia y diluimos en ella la levadura prensada.
2. En otro cuento ponemos la harina de fuerza, hacemos un hueco en el centro y añadimos la leche con la levadura. Mezclamos bien y amasamos.
Hacemos una bola y rajamos con un cuchillo afilado haciendo una cruz en la parte de arriba como si fuese pan de horno (así conseguimos que la masa suba antes).
3. Ponemos agua tibia en un bol y sumergimos en él la bola de masa madre, que caerá hasta el fondo. Lo dejamos unos 10 minutos, transcurridos los cuales la masa flotará y subirá, además de doblar su tamaño. Sacamos del agua y reservamos.
- Preparación masa del Roscón:
1. Ponemos en un bol la harina de fuerza previamente tamizada. Dejamos separadas 4 cucharadas para luego ir engordando la masa.
2. Lavamos bien un limón y una naranja, secamos y rallamos. Reservamos.
3. Mezclamos los huevos con el azúcar, la ralladura del limón y la naranja, la esencia de vainilla, la sal y el ron. Batimos hasta que blanqueen los huevos.
4. Ponemos en otro cuenco la leche tibia y diluimos en ella la levadura.
5. En el bol donde está la harina hacemos un hoyo y echamos la mezcla anterior, después añadimos la de los huevos. Batimos de dentro hacia fuera.
6. Añadimos la mantequilla en pomada, el agua de azahar y la masa madre. Removemos durante 5 minutos. En este momento tendremos una masa pegajosa pero firme.
7. Preparamos la zona donde vamos a amasar, untamos con un poco de harina o de aceite y empezamos a trabajar la masa con las manos, más o menos, unos 10 minutos, hasta obtener una masa elástica y homogénea.
8. Enharinamos un bol e introducimos la bola de masa en él. Tapamos el bol con un trapo de algodón durante al menos 3 horas, a temperatura ambiente. Yo lo dejé toda la noche, ya que cuento más tiempo pase más esponjoso quedará.  
9. Una vez pasado ese tiempo mínimo, la masa habrá duplicado su volumen, la dividimos en dos y le damos forma de bola. Dejamos reposar otros 5 minutos.
10. Le damos forma al roscón alargando la bola, poco a poco. Con las cantidades que os he puesto salen dos roscones medianos. No os preocupeis si veis que quedan un poco delgados porque van a volver a doblar su tamaño.
11. Ahora es cuando introducimos la sorpresa o sorpresas en la masa (haba, monedas o figuritas de porcelana) envueltas en papel film transparente.
12. Colocamos el roscón sobre una bandeja de horno en la que habremos puesto papel de horno y lo cubrimos con el trapo de algodón, dejándolo reposar durante 2 horas.
13. Batimos los huevos con la leche y pintamos con esta mezcla el roscón. El añadir la leche evita que el roscón se queme durante el horneado y le ayuda a coger un bonito color.
14. Hacemos el granillo de azúcar, añadiendo a ésta una gotitas de agua. Esparcimos por encima del roscón el azúcar y la almendra picada.
15. Precalentamos el horno a 200ºC. Metemos el roscón a 180ºC durante 18 o 20 minutos, si bien los últimos 10 minutos bajeremos el horno a 170ºC.
No os podeis imaginar como huele toda la casa....






          miércoles, 6 de julio de 2011

          CREMA DE SETAS CON BUTIFARRA NEGRA Y LANGOSTINOS


          Ingredientes:
          - Para la crema de setas:
          1 cebolla
          1 kg de setas (las que más os gusten, yo las utilice variadas)
          1/4 litro de caldo
          1 dl. de nata
          sal y pimienta
          - Para el ravioli de butifarra negra:
          1 cebolla
          150 g de butifarra negra (si no se encuentra también vale la blanca)
          Beicon
          - Para acompañamiento: Langostinos (yo como era un plato pequeño, puse una por comensal)

          Preparación:

          - Para la crema de setas: Pelamos la cebolla y la picamos. Rehogamos con un poco de aceite. Dejamos pochar y cuando comience a coger color añadimos las setas limpias y picads (podemos reservar alguna para decorar el plato, si queremos).
          Rehogamos unos 10 minutos y añadimos el caldo, la sal y la pimienta. Dejamos cocer durante unos 15 minutos. Finalmente añadimos la nata y trituramos.

          - Para el ravioli de butifarra: Pelamos y picamos la cebolla y la rehogamos con un poco de aceite. Añadimos la butifarra desmenuzada y reservamos.
          Extendemos una lámina de beicon y colocamos otra sobre ella, haciendo forma de cruz. Colocamos en el centro la butifarra. Cerramos e introducimos en el horno a gratinar hasta que estén color a 200º C (mejor en la rejilla del horno para que suelten la grasa).

          - Acompañamiento: Salteamos los langostinos, una vez pelados, a fuego fuerte en una sartén con un poco de aceite.

          Presentación: Colocamos en un plato la crema, un langostino y un ravioli.
           

          viernes, 27 de mayo de 2011

          HOJALDRE CON HUEVO Y BEICON


          Ingredientes:
            - 1 lámina de hojaldre
            - 3 huevos
            - Beicon
            - 200 g de queso rallado
            - 150 g de nata
            - 1 cebolla (la receta original la pedia pero como a mi no me gusta yo no la añadí)
            - 1 huevo
            - Sal y pimienta

          Preparación:
            - Colocamos la plancha de hojaldre sobre una bandeja de horno. Doblamos los bordes hacia dentro (formando un marco). Pinchamos el hojaldre, salvo los bordes, para que no suba.
            - Cascamos un huevo y batimos. Con él pintamos los bordes del hojaldre. Al huevo que nos sobre, le añadimos la nata y el queso rallado. Salpimentamos y repartimos la mezcla por el hojaldre.
            - Cortamos el beicon en tiras o cuadraditos y lo añadimos en forma de circulo, para poder colocar dentro un huevo.  
            - Precalentamos el horno y metemos el hojaldre durante 25 minutos a 180º C. Por último, al sacarlo, podemos espolvear un poco de cebollino.

          Viene a ser una especie de pizza, pero la mezcla del huevo, el queso y la nata la hace especialmente jugosa. También podría hacerse perfectamente con masa de pan o de pizza.








          PROVOLONE CON SALTEADO DE CHAMPIÑONES Y GUINDILLAS


          Esta receta es estupenda para una cena o una comida de picoteo, para comer de tapitas, algo que a mi personalmente me encanta, comería todos los días así si se pudiera... porque eso te permite probar muchas cosas distintas.
          Además es una receta de lo más sencilla.

          Ingredientes:
            - 1 rodaja de provolone
            - 1 diente de ajo
            - Champiñones o setas (al gusto de cada uno)
            - 1 guindilla
            - 300 ml de vino blanco
            - Aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta

          Preparación:

            - Pelamos y picamos el ajo. Limpiamos y cortamos las setas o champiñones y troceamos la guindilla.
            - En una sartén ponemos un poco de aceite, ponemos el ajo y cuando haya cogido color añadimos las setas y la guindilla. Rehogamos unos minutos. Añadimos el vino blanco y dejamos cocinar hasta que reduzca.
            - En un molde apto para horno, ponemos un trozo de queso provolone y sobre él, añadimos el salteado. Introducimos en el horno a 200º C durante unos 10 minutos aproximadamente.







          lunes, 28 de marzo de 2011

          NUEVO BLOG, NUEVO PROYECTO


          Hola de nuevo!!! El nuevo blog que ahora os comento no tiene nada que ver con la gastronomía, tiene que ver con mi otra pasión, la pintura, las manualidades y está relacionado con los niños.
          Así que, como todos vosotros ya formais parte de mi vida, pues cada día nos relacionamos gracias a la comida, queria compartir con vosotros este nuevo proyecto, que tan ilusionada me tiene.
          Puede que esta nueva etapa me quite un poco de tiempo para cocinar pero como ya os he comentado, ambas cosas me apasionan, así que no voy a permitir que una de aparte de la otra, intentaré compaginarlas.
          Espero que os guste lo que alli veais, si, al final decidis visitar: http://midulceratita.blogspot.com
          Un saludo y abrazo a todos.

          TARTALETAS

          Hola a todos!!! Este fin de semana tuvimos celebración en casa, y como eramos bastantes decidí hacer la comida en plan picoteo y, entre otras cosas, que ya iré poniendo en el blog, hice unas tartaletas que gustaron mucho (como que no sobró nada de nada). Son sencillas de hacer y además nos ayudan a quedar estupendamente en una comida tipo ticoteo.

          Tartaletas de queso gorgonzola, mozarella y manzana

          Ingredientes:
            - Tartaletas
            - Queso gorgonzola
            - Mozarella
            - Manzana ácida
          Preparación:
          Cortar la mozarella en rodajas y también la manzana ácida. Colocar en la tartaleta una rodaja de mozarella, otra de manzana y encima un poco de queso gorgonzola. Meter al horno a 180º C durante unos minutos, hasta que veamos que el queso se derrite.

          Tartaletas de sobrasada y queso emmental

          Ingredientes:
            - Tartaletas
            - Sobrasada
            - Queso emmental rallado
          Preparación:
          Colocar en las tartaletas una cucharada de sobrasada y añadir un poco de queso rallado por encima. Introducir en el horno a 180º C hasta que el queso se derrita.

          lunes, 14 de marzo de 2011

          RAVIOLI CROCANTE DE CABRACHO CON CREMA DE MARISCO

          El origen del pastel de cabracho no es asturiano, sino vasco (concretamente es obra de Arzak), pero aun así es uno de los platos más típicos de nuestra gastronomía, hasta el punto de que es dificil encontrar una sidreria asturiana donde no tengan este famoso pastel.
          La verdad es que un plato sencillo de hacer, pero latoso porque hay que tener sumo cuidado con las espinas del bicho, ya que si nos escapa alguna corremos serio peligro...
          En cuanto vi esta receta no dudé ni un segundo en que había que ponerla en práctica, porque me parecía algo original para poner de entrada en una comida o cena familiar, de amigos, compromiso y además resultona, porque el pastel de cabracho suele gustar a todo el mundo y era algo original y distinto.
          Se que en este caso la foto no es de las mejores, pero era una comida familiar y estabamos más pendientes de que el plato no enfriara que de hacer la foto en sí, pero aún así espero que le haga justicia al plato porque la verdad es que es de los que voy a repetir sin lugar a dudas, y además en varias ocasiones.



          Ingredientes para el pastel de cabracho:
            - 1 kg de cabracho
            - 6 huevos
            - 1/4 litro de nata líquida
            - 1/4 de litro de salsa de tomate (casera mejor que mejor)
            - Media cebolla
            - Apio
            - Laurel
            - Sal y pimienta blanca
            - Mantequilla y pan rallado
            - Molde rectangular
            - Pasta china

          Ingredientes crema de marisco: Hay innumerables formas de hacerla, y me imagino que la mayoría ya tendrá su propia receta pero yo os pongo la mia:
            - 400 g de andaricas o nécoras
            - 200 g de gambas arroceras
            - Cola de rape
            - 1 zanahoria
            - 1 puerro (la parte blanca)
            - 1 cebolla pequeña
            - 1 diente de ajo
            - 1 tomate maduro
            - 200 ml de nata líquida
            - Aceite de oliva virgen extra
            - 1 copita de coñac
            - Sal


          Preparación del pastel de cabracho:
          Ponemos a cocer el cabracho, sólo cubierto de agua con un poco de sal, media cebolla, un tallo de apio verde y una ramita de laurel. Basta con darle un hervor y desespumamos. Conviene dejar enfriar el pescado en el caldo para que la carne quede firme y coja el sabor de las verduras.
          Sacamos el cabracho y vamos separando la carne y con cuidado desmenuzándola sin que quede ninguna espina.
          Mezclamos los huevos con la nata y batimos. Después añadimos la carne del pescado y la salsa de tomate. Salpimentamos. Podemos dejarlo tan fino como queramos, incluso volver a meterle la batidora para que no se noten los trozos de pescado, aunque a mi personalmente me gusta que se note algo.
          Untamos el molde con mantequilla y espolvoreamos pan rallado para que sea fácil sacar el pastel cuando esté preparado. Ponemos la mezcla en el molde y cocemos al baño maría a 200º C durante una hora, más o menos. Yo suelo controlar la cocción con un palillo, cuando sale limpio es que el pastel está hecho.
          Dejamos enfriar y desmoldamos.
          Preparación del ravioli crocante de cabracho:
          Cortamos las láminas de pasta china en rectángulos iguales. Colocamos en un extremo de la pasta un taco de pastel de cabracho. Humedecemos los bordes del rectángulo y unimos ambos extremos como si se tratara de una empanadilla, haciendo presión con un tenedor (como si fuera una empanadilla)
          Una vez los tengamos todos hechos, los freimos en abundante aceite de oliva virgen extra y secamos en papel absorvente.
          Ensartamos 2 raviolis en un palillo y servimos calientes.
          Preparación de crema de marisco:
          En una olla hacemos un sofrito con la cebolla y el ajo. Cuando tome un poco de color, añadimos el tomate maduro y dejamos hervir unos 5 minutos. Añadimos la carne de las gambas y rehogamos. Añadimos ahora las pieles y cabezas de las gambas y removemos.
          Incorporamos el coñac y flambeamos. Añadimos una cucharada grande de maizena, removemos y añadimos el agua (litro y medio, más o menos, por ejemplo para unas 4 personas). Ponemos el rape, cortado en dados, y las andaricas partidas por la mitad.
          Tapamos y dejamos calentar unos 20 minutos o hasta que veamos que las andaricas cambian de color. Una vez hecho, se tritura y pasamos por el chino para que la crema quede más suave.

          Presentación:
          Ponemos en una copita la crema de marisco con unos tropezones de pan de ajo y servimos junto con dos raviolis crocantis de cabracho pinchados con un palillo.

          martes, 8 de marzo de 2011

          OREJAS DE CARNAVAL


          Las orejas de carnaval son típicas de esta época en Galicia, pero también en Asturias y León. A mi me recuerdan a mi infancia en Ponferrada, pues hace muchos años, por estas fechas, esperaba con anhelo la llegada de un paquete que nos enviaba mi tia todos los años desde La Coruña. Era un paquete lleno de orejas de carnaval caseras, todavía recuerdo el olor a azúcar y canela...
          Así que, para recibir a nuestro amigo Carnaval, he decidido volver a la infancia y hacer yo unas orejas caseras, y cuantos recuerdos buenos me han traido!!!



          Ingredientes:
            - 500 g de harina de repostería
            - 125 ml de leche entera
            - 12 ml de anís
            - 2 huevos
            - 75 g de mantequilla
            - 50 g de manteca de cerdo
            - 100 g de azúcar
            - Ralladura de limón
            - Piel de limón y ramita de canela
            - Aceite de girasol
            - Azúcar y canela (mezclados) o azúcar glasé

          Preparación:
          Mezclamos la leche, el anís, los huevos, la mantequilla (en pomada), la manteca de cerdo, la ralladura de limón y el azúcar.
          Cuando esté todo bien mezclado, vamos añadiendo la harina poco a poco y tamizada. La cantidad que he puesto es aproximada, porque hay veces que se necesita más, otra menos, eso vamos viendolo a medida que vamos haciendo la masa.
          La masa que ha de resultar es parecida a la del pan, pero un poco más grasa. Dejamos reposar la masa unas horas, tapada con film en la nevera.
          Una vez han pasado un par de horas, sacamos la masa y la vamos dividiendo en bolitas del tamaño de una nuez. Untamos la encimera con aceite y estiramos las bolas con un rodillo, o como se hacía antiguamente con un botella de cristal (siempre recuerdo a mi madre haciendo la masa de la empanada con la botella).
          Ponemos en una sartén el aceite de girasol con la piel de limón y la ramita de canela y dejamos infusionar a fuego muy lento durante un rato (podemos aprovechar mientras estamos estirando la masa).
          Retiramos la piel de limón y la ramita de canela y subimos el fuego (tampoco excesivamente fuerte, no conviene que el aceite humee, porque se nos quemarían las orejas, al tener que hacer gran cantidad).
          Vamos añadiendo al aceite la masa y con la ayuda de un tenedor metemos hacia dentro uno de los laterales de la parte más larga, para darle así su forma típica.
          Según se van haciendo las vamos colocando sobre papel absorvente y cuando estén un poco frías las espolvoreamos con azúcar y canela o con azúcar glasé. Yo prefiero la primera opción, pero es que a mi la canela me encanta.... Y a DISFRUTAR DEL CARNAVAL!!!!

          miércoles, 2 de marzo de 2011

          MINI TARTA DE CHOCOLATE Y FRAMBUESAS


          "Dichoso chocolate, que después de haber recorrido el mundo a través de la sonrisa de las mujeres, encuentra la muerte en un beso delicioso que se funde en su boca”. Esta bonita frase es de Anthèlme Brilliat-Savarin.
          Es verdad que las mujeres solemos comer mucho chocolate, yo la primera porque para mi es un remedio único para aliviar todos mis males. ¿Es cierto que engorda? Yo creo que como todo, si lo tomas en su justa medida y dentro de una alimentación equilibrada no tiene porque. Además he estado mirando por internet y he llegado a la conclusión que tiene muchas, muchas virtudes, la más importante que libera el estrés, ya que ayuda a generar endorfinas, de ahí esa sensación placentera que sentimos cuando lo comemos, y también ayuda a la segregación de serotonina, lo que facilita la disminución de la depresión, por ello nos alivia en esos días que estamos decaídos, depre, un poco bajos de moral.

          Por todo esto y porque me vuelve loca, cuando vi que en Canal Cocina iban a emitir un nuevo programa sobre el chocolate tuve claro que no podía perdermelo. El programa está presentado por el maestro pastelero Josep Mª Ribé. Ya tengo en lista de espera todas y cada una de las recetas que ha hecho, puesto que son increibles.

          La primera que he puesto en práctica ha sido esta tarta de chocolate y frambuesas. Yo decidí hacer mini-tartas, para poder presentar el postre individualmente, pero las cantidades valen perfectamente para hacer una tarta grande.

          Ingredientes para la Pasta brisa de almendras:
            - 300 g de mantequilla de buena calidad
            - 165 g de azúcar glasé
            - 65 g de almendra en polvo
            - 100 g de huevos (unos 2 huevos)
            - 500 g de harina floja
            - 3 g de sal
          Ingredientes para la Trufa de chocolate y frambuesa:
            - 300 g de puré de frambuesas frescas
            - 80 g de azúcar
            - 150 g de nata líquida 35% de M.G.
            - 360 g de cobertura de leche 38% cacao total
            - 260 g de cobertura negra 70% cacao total
            - 40 g de alcohol de frambuesa (si la van a tomar niños no hace falta, yo no la agregé y la tarta está impresionante)
          Ingredientes para el montaje:
            - 100 g de mermelada de frambuesas
            - Frambuesas
            - Azúcar glasé para decorar

          Preparación:

          Para la pasta brisa de almendra: Mezclar la mantequilla en pomada con el azúcar glasé.
          Añadir los huevos uno a uno, mezclar bien, y cuando esté todo integrado añadir la harina (tamizada), sal y la almendra en polvo.
          Terminamos de amasar a mano, encima de la mesa, y dejamos reposar la masa durante al menos 6 horas en el frigorífico.
          Transcurrido ese tiempo, extendemos la masa con ayuda de un rodillo, a 3,5 cm de grosor. Al hacerlas individuales, yo utilicé aros para darle la forma a la masa. Así que ponemos forramos una bandeja de horno con papel sulfurizado, y pintamos los aros con mantequilla. Forramos el aro con la masa, dandole la forma del mismo. Pinchamos la masa con un tenedor y colocamos encima unos garbanzos crudos (hasta arriba, que tapen toda la masa).
          Cocemos al horno a 165º C durante unos 20 minutos o hasta que veamos la pasta dorada. Desmoldamos y reservamos la tartaleta.
          Para la trufa de chocolate y frambuesa: Trituramos las frambuesas con el azúcar y pasamos por un chino.
          Por otro lado, fundimos (al baño maria o en el microondas) las dos coberturas de chocolate, por separado.
          Hervimos la nata y, cuando empiece a hervir mezclamos con las coberturas de chocolate. Separamos del fuego, y a continuación añadimos el puré de frambuesas y el alcohol de frambuesa (si es que decidimos añadirlo).
          Reservamos
          Para el montaje del plato: Rellenamos la base de la tartaleta con una fina capa de mermelada de frambuesa. Añadimos la trufa de chocolate y frambuesa encima. Colocamos la tarta en la nevera durante unos minutos hasta que veamos que la trufa ha endurecido.
          Decoramos con unas frambuesas y con un poco de azúcar glasé.
          VIVA EL CHOCOLATE!!!!!

          miércoles, 23 de febrero de 2011

          CREMA VICHYSSOISE CON SALTEADO DE VERDURAS


          La receta original consistia en una espuma de vichyssoise, pero yo decidí dejarlo en una crema para poder servir caliente el plato porque consideré que iba a gustar más un poco templada y no fría, aunque otro día probaré la receta original tal cual.
          Nunca había probado la "vichyssoise" porque no soy muy amante de la crema de puerros, pero tengo que reconocer que después de probarla me ha conquistado totalmente, su textura, su sabor, tiene un ligero sabor a puerro, pero el caldo de ave y las patatas le dan un sabor diferente al que esperaba.



          Ingredientes:
          Para la vichyssoise:
          - 40 gr de mantequilla
          - 300 gr de la parte blanca de los puerros
          - 200 gr de patatas
          - 500 ml de caldo de ave o agua (yo opté por el caldo de ave)
          - Sal y pimienta blanca
          - 75 ml de nata
          - 50 ml de leche
          - Jugo de trufa


          Para el salteado de verduras:
          - Tomates secos
          - Boletus o cualquier otro tipo de seta que nos guste, incluso variadas, como fue mi caso
          - Espárragos trigueros

          Preparación:
          - Lo primero es preparar una vichyssoise o crema de puerros: Rehogamos en mantequilla y a fuego muy lento, los puerros bien lavados y cortados en rodajitas, y cuando empiezan a estar blandos, añadimos el caldo y las patatas picadas en trozos pequeños.

          Dejamos cocer durante unos 30 minutos y rectificamos de sal y si queremos, añadimos un poco de pimienta blanca. Trituramos con la batidora y pasamos por el chino para que la crema quede bien fina. Añadimos la nata y la leche, mezclamos. Añadimos un poco de jugo de trufa y reservamos.

          Si queremos hacer la receta original, metemos la crema en la nevera y cuando ya esté fría introducimos la misma en un Sifón, ponemos una carga y agitamos varias veces con energía y lo dejamos en la nevera para que se mantenga frío hasta el momento de servir.

          Yo en cambio, opté por servirlo caliente, así que únicamente habría que calentarlo un poco a la hora de ir a servir la crema.

          - Para el salteado de verduras: Limpiamos bien los espárragos y las setas. Picamos todos los ingredientes (setas, tomates secos y espárragos trigueros). En una sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra salteamos todas las verduras.

          Presentación:

          - Para la espuma de vichyssoise: Si queremos servirla fría, yo lo serviría en una copa, colocando en la parte de abajo el salteado de verduras y sobre ella la espuma de vichyssoise hasta el borde. Para decorar se puede utilizar un poco de trufa muy picada y las yemas de los espárragos trigueros, por ejemplo.

          - Para la crema de vichyssoise (que fue lo que hice yo): Servir en un plato hondo la crema y colocar el salteado de verduras. Añadir un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

          Espero que os guste y os animeis a probarlo.

          miércoles, 16 de febrero de 2011

          CONO RELLENO DE SALMON Y MOUSSE DE AGUACATE

          El aguacate tiene su origen en México y Perú. Es rico en vitamina E (esto es, nos ayuda a retrasar los procesos de envejecimiento), contiene los ácidos grasos esenciales y proteínas de alta calidad que se dirigieren fácilmente sin contribuir negativamente en el colesterol.

          Vamos que es una maravilla, si no fuera porque engorda bastante, ya que viene a ser como una mantequilla vegetal.
          Yo, hasta ahora, sólo había utilizado el aguacate para hacer el famoso guacamole (soy una gran amante de la comida mexicana), y para hacer ensaladas, pero cuando ví esta receta, me pareció una mezcla interesante y curiosa y me puse manos a la obra. La verdad es que me sorprendió gratamente, así que espero que a vosotros también os guste.


          Ingredientes (estas cantidades son para unos 4 conos):
          - Pasta brick
          - 30 g de mantequilla
          - 300 g de salmón ahumado
          - 250 g de aguacate maduro
          - 100 ml de nata
          - 1 yogurt natural
          - El zumo de un limón
          - Semillas de sésamo
          - Sal y pimienta
          - Pimentón dulce
          - Conos de acero inoxidable

          Preparación:
          Cortamos la pasta brick en triángulos (conviene poner al menos dos láminas de pasta brick, una encima de otra, para que tengan más consistencia y no se nos rompan). Ponemos la mantequilla en un bol e introducimos en el microondas unos segundos para que se derrita. Untamos los triángulos con la mantequilla derretida. También untamos los conos de acero inoxidable para que después podamos despegar fácilmente los de pasta brick.
          Envolvemos los triángulos de pasta brick en los conos de acero inoxidable (alrededor del cono) y metemos en el horno (previamente precalentado) a 180ºC durante unos 10 minutos o hasta que veamos que se doran.
          Abrimos la puerta del horno y dejamos que vayan perdiendo el calor. Pasado un rato, sacamos los conos del horno y con mucho cuidado los vamos retirando.

          Por otro lado, abrimos los aguacates y colocamos la pulpa en un bol grande. La aplastamos. Agregamos el zumo de medio limón, el yogurt natural y la nata y mezclamos todo bien, hasta obtener una masa homogénea. Salpimentamos al gusto. Pasamos la mezcla por un chino e introducimos en un Sifón con 1 ó 2 cargas de gas. Reservamos en la nevera.

          Cortamos el salmón ahumado en daditos y lo mezclamos con el zumo de medio limón.

          Montaje del plato:
          Rellenamos los conos con los daditos de salmón ahumado y encima colocamos la espuma de aguacate. Por último decoramos con un poco de pimentón dulce.

          Trucos:
          - Estos conos pueden hacerse con otro tipo de masa: hojaldre, pasta brisa, etc y a la hora de hacerlos se les puede añadir un poco de semillas de sésamo. Yo en este caso, las utilicé para decorar el fondo de la copa donde serví los conos.
          - También se pueden añadir las semillas de sésamo con el salmón ahumado que va en el fondo de los conos.
          - Si no se dispone de Sifón, la receta se puede hacer igual. Se me ocurre que la mezcla del aguacate podríamos introducirla en una manga pastelera (después de haber estado en la nevera) y poner una boquilla rizada, por ejemplo, lo cual también le dará un toque original y bonito.

          martes, 15 de febrero de 2011

          EL LAGO DE LOS CISNES




          Los cisnes son unas de las aves más bellas y elegantes. He estado investigando por internet y por lo visto existen 8 clases de cisnes, cada cual más bonito. He llamado a la receta "El lago de los cisnes" recordando aquel famoso y precioso ballet de Tchaikovski, aunque estos cisnes no puedan bailar...
          Había visto varias recetas en las que se utilizaban rellenos de cosas saladas (foie, huevo hilado), pero me convenció más la opción de hacerlos dulces, rellenos de nata y sobre un lago de chocolate.
          Hacer estos cisnes fue un reto, nunca había hecho pasta choux, y tenía miedo que no quedara esponjosa por dentro y un poco crujiente por dentro. Además tuve que batallear bastante con ellos a la hora de emplatar y de "viajar" por casa (de la cocina al salón), pero finalmente fueron un éxito.

          Ingredientes para la pasta choux:
          - Media taza de leche
          - Media taza de agua
          - 115 g de mantequilla, sin sal
          - Una cucharadita de sal
          - 10 g de azúcar
          - 1 taza de harina de repostería
          - 5 huevos (a temperatura ambiente)
          - Mangas pasteleras desechables

          Ingredientes para el relleno:
          - 500 ml. de nata para montar
          - 80 g de azúcar glass

          Ingredientes para la sopa de chocolate:
          - 65 gr. De chocolate semiamargo picado
          - 1/2 taza de agua
          - 1/4 de crema espesa (lyncott)
          - 35 g de azúcar


          Preparación pasta choux:
          - Precalentar el horno a 190º C.
          - En una olla grande, ponemos a calentar la leche, el agua, la mantequilla, la sal y el azúcar.
          - En el momento en que la mezcla hierva, se vacía de golpe la harina y con una cuchara de madera, removemos todo energicamente para formar una masa (observareis que se forma muy rápido). A lo mejor se pega un poco al fondo, pero no hay problema, seguimos batiendo durante 2 ó 3 minutos más para que la masa se seque y sea más suave.

          - Sacamos la pasta de la olla y lo pasamos a un bol y seguimos batiendo un rato. Dejamos entibiar.
          - Una vez la pasta esté tibia, añadimos los huevos uno a uno sin parar de remover. La masa debe quedar espesa y brillante.
          - Ponemos la pasta en una manga pastelera con boquilla rizada ancha. Hacemos como una especie de lágrima de unos 5 ó 6 cm. de largo.
          - Las ponemos en el horno, previamente precalentado, y a 190º C durante unos 20 minutos, o hasta que veamos que tienen un color dorado.
          - Metemos de nuevo la pasta en la manga pastelera, ahora con boquilla lisa o simplemente haciendo un corte en el pico de la manga. En este caso, el agujero que hagamos debe ser muy pequeño.Dibujar la forma de la cabeza y el cuello (como un número 2). Horneamos a 190ºC durante 10 minutos, aproximadamente o hasta que estén ligeramente doradas.

          Preparación relleno:
          - Montar la nata con las varillas e ir agregando el azúcar. Guardar en la nevera hasta que se haga el montaje del plato.

          Preparación para la sopa de chocolate:
          Ponemos todos los ingredientes en una olla, a fuego medio hasta que hierva, mezclando constantemente. Cuando hierva seguimos moviendo a fuego lento hasta que espese. Toma unos 10 minutos en que la salsa espese. Sabemos que está cuando napa la cuchara.


          Presentación del plato:
          - Colocamos en un plato hondo la sopa de chocolate.
          - Cortamos por la mitad las lágrimas, longitudinalmente. Ponemos una de ellas sobre la sopa de chocolate, añadimos la nata montada.
          - Colocamos las cabezas, que se sujetaran bien gracias a la nata. Cuanto más montada esté más nos ayudará.
          - Finalmente colocamos la tapa de la lágrima a modo de ala.
          Trucos:
          - Se pueden también utilizar para decorar una tarta, colocándolos encima de la misma.
          - Se puede espolvorear azúcar glass por encima de los cisnes o decorarlos con fresas, frambuesas, etc.
          - En lugar de sopa de chocolate, se puede utilizar la mermelada que más nos guste.
          - Es importante el horneado de la pasta choux. Debe precalentarse el horno (como mínimo unos 10 minutos) y darle al final del horneado un toque de grill para que adquiera ese color dorado. Aunque cada horno es un mundo...
          - También es importante NO ABRIR EL HORNO durante el tiempo del horneado para que la pasta no quede aplastada.
          - Otro truco es no sacarlas del horno de repente, es mejor abrir la puerta del horno y dejar que vayan perdiendo el calor lentamente.



          APERITIVO DE MOZZARELLA CON TOMATE A LA CANELA

          Hola de nuevo a todos!!! Lo primero daros las gracias por seguir ahí después de tanto tiempo, sé que he tenido muy abandonado el blog, pero determinadas circunstancias personales me hicieron alejarme un poquito, ahora además estoy con un nuevo proyecto, un nuevo blog... que nada tiene que ver con éste y que pronto estará en activo. Por lo que el tiempo para dedicarle a la cocina cada vez es menor, pero espero poder compaginar ambas cosas.
          Mi segundo regreso y espero que definitivo, lo hago con un aperitivo sencillito pero resultón, sobre todo por la mezcla de sabores, un tanto curiosa pero llamativa. Espero que os guste.

          Ingredientes:
          - 600 g de tomates maduros
          - Tomates secos
          - 1 cebolla
          - 1 diente de ajo
          . 1 cucharadita de azúcar
          - 2 ramitas de albahaca
          - 1 vasito de vino tinto
          - 1 trocito de canela en rama
          - 1 trocito de guindilla
          - 4 ó 5 cucharaditas de aceite de oliva
          - 200 g de mozzarella de bufala
          - sal y pimienta

          Preparación:
          - Pelamos los tomates y picamos la pulpa. Pelamos también la cebolla y el diente de ajo y los picamos finos.
          - Calentamos el aceite en una cazuela, añadimos la cebolla y el ajo, sazonamos e incorporamos la canela y la guindilla desmenuzada. Sofreímos unos 8 ó 10 minutos.
          - Subimos el fuego, añadimos el vino tinto y dejamos evaporar.
          - Lavamos y secamos la albahaca fresca y la picamos menudita. Reservando algunos hojas para decorar.
          - Añadimos el tomate a la cazuela, la albahaca, el azúcar, sal y pimienta. Bajamos el fuego y rehogamos despacito durante 30 minutos, removiendo bastante a menudo.
          - Retiramos la canela.
          - Cortamos la mozzarella en rodajas y las dejamos en un colador para que escurran bien el suero. Por otro lado, escurrimos los tomates secos y los cortamos en tiras.

          Presentación:
          Yo lo presenté en cucharitas, pero también se podría presentar en un plato hondo o cuenco pequeño. Ponemos en el fondo de la cuchara una base de la salsa de tomate preparada anteriormente, añadimos la mozzarella y finalmente unas tiras de tomate seco. Decoramos con un poco de albahaca y listo.

          Trucos:
          - Yo trituré la salsa de tomate porque a mi personalmente no me gusta encontrarme grumos ni tropiezos en la salsa de tomate, pero en la receta original no estaba triturada.
          - Se me ocurre también que pueden sustituirse los tomates secos de la decoración por una juliana de puerro frita y bien escurrida, lo que le daría un toque crujiente al plato.
          - También se me ocurre (para otra vez) que al sofrito de la cebolla y el ajo se le podría añadir unos pimientos de mi tierra, o sino del piquillo, cortamos en tiras.

          miércoles, 26 de mayo de 2010

          TARTELETA DE HUEVOS CON CHORIZO Y LÁMINAS DE PATATA


          La verdad es que esta receta no tiene nada de original, pero está buenísima, sigo prefiriendo sin duda, los huevos con chorizo y patatas fritas tradicionales, pero esta es otra forma de comerlos, mucho más original, con una mejor presentación y también muy, muy rica.

          Ingredientes:
          - Huevos caseros
          - Masa para empanadillas
          - Chorizo del Bierzo, vamos esto es opcional, pero os recomiendo que lo probeis, si puede ser casero mucho mejor, y un poco picantillo. A mi me gusta el chorizo que esté muy, pero que muy tierno, además suelta más grasilla al freirlo.
          - Patatas
          - Mermelada de pimiento (también de mi tierra, como no!!!). Yo opté por la de Prada a Tope, pero hay muchas más marcas en el mercado.

          Preparación:

          - Cogemos moldes para flanes individuales y los untamos de aceite. Una vez untados, colocamos la masa para empanadillas para que coja la forma de las flaneras y la metemos en el horno a 180º C, previamente precalentado, hasta que cojan un color doradito, no mucho porque hay que tener en cuenta que luego vamos a volver a meterlo en el horno.
          - Dejamos enfriar un poco y desmoldamos.
          - Por otro lado, cortamos el chorizo en daditos y lo colocamos en el fondo de la masas individuales que hemos hecho anteriormente.
          - Aparte, cogemos un huevo y separamos la clara de la yema. Colocamos la clara sobre el chorizo y reservamos la yema. Este paso lo hice así, porque a mi me gusta la yema poco hecha, y si metemos todo a la vez, se nos va a hacer mucho antes la yema que la clara y al final no nos va a quedar esa yemita que al cortar el huevo sale por los lados.
          Pero como digo, por comodidad, se puede meter todo a la vez.
          Introducimos al horno, a 180º C, previamente precalentado, hasta que veamos que la clara ya coge consistencia, y añadimos con cuidado la yema sobre cada una de las masas individuales. Retiramos del horno.
          - Previamente, pelamos unas patatas y las cortados en láminas muy finas (con mandolina). Freimos en abundante aceite.

          Presentación:

          Colocar en el plato la masa individual y sobre ella unas láminas de patata. Añadir un poco de sal Mandon. Decorar con un poco de mermelada de pimientos. Ahora sólo queda romper el huevo, que salga la yemita por el plato y recogerla con un poco de masa. Que aproveche.

          FABES CON LANGOSTINOS Y SETAS


          Hacia tiempo que queria preparar un guiso tradicional. Tengo que reconocer que, con los años, cada vez me gustan más los platos de cuchara y tenía ganas de ponerme a prueba con un producto tan típico de Asturias (ese rincón tan bonito donde vivo) como son las "SEÑORAS FABES", tan delicadas, suaves y de fina piel, que dejan ese gusto mantecoso al paladar. Esas fabes que requieren de atenciones y cuidados exquisitos para poder alcanzar ese punto ideal a la hora de degustarlas.
          Pero en lugar de hacer la tradicional fabada, quise hacer algo un poco más ligero, así que me decanté por unos langostinos y unas setas variadas para acompañar a las fabes.
          La receta es simple a la par que complicada, porque aunque en principio es sencilla y requiere pocos pasos, lo dificil es tener ese cuidado y esmero al realizar el plato para que las fabes no se rompan, y adquieran ese mantecosidad que debe caracterizarlas.
          Cuestión importante en el tema de las fabes: la calidad del producto. Fabes hay muchas, podemos encontrar las "roxas" o "colorás", especiales para estofar, las "verdinas" para combinar principalmente con mariscos y con caza; las "pintas", las "negras", etc. Pero para esta receta las que vamos a usar son las conocidas fabes de La Granja o del Cura, alargadas, rectas y muy blancas, que tienen un delicioso sabor y una suave textura.
          También es importante la calidad del acompañamiento, es decir de las setas y de los langostinos. Yo, en este caso, opté por una una mezcla de chantarela, boletus y shiitake, pero el plato admite cualquier tipo de seta (eso sí, no recomendaría utilizar las de cultivo porque apenas aportan sabor al plato).

          Ingredientes:
          - 1 kilo de fabes de La Granja
          - Setas al gusto (chantarela, boletus y shiitake)
          - Langostinos (yo calculé dos para cada persona)
          - 1 Cebolla
          - 2 Zanahorias
          - 2 Ajos
          - 1 Pimiento verde o rojo
          - Espesante sin sabor (Maicena, pero una que hay especial, que espesa rápidamente y no da nada de sabor)
          - 2 pastillas de avecrem de pescado

          Preparación:
          Las fabes hay que ponerlas a remojo la noche anterior. Bien cubiertas de agua, porque hay que tener en cuenta que crecen mucho.
          También el día anterior podemos hacer el caldo con los langostinos, para ello, pelaremos los langostinos y reservaremos los cuerpos para hacerlos al día siguiente.
          En una olla con un poco de aceite ponemos cebolla y puerro picaditos, cuando cojan color, añadimos las cabezas y los cuerpos de los langostinos y dejamos que se hagan hasta que cojan un color rojo tostado. A continuación añadimos un chorrito de coñac y flambeamos. Una vez que se haya evaporado el alcohol, añadimos agua y dejamos hervir durante media hora, más o menos. Colamos y reservamos ese caldo pues lo vamos a utilizar al hacer las fabes para que tengan un mayor sabor a marisco.
          Al día siguiente, escurrimos las fabes.
          En una olla ponemos a cocer en agua fría las fabes con la cebolla, las zanahorias, ajos y el pimiento. Toda la verdura cortada en trozos grandes, pues luego la retiraremos. En cuanto veamos que empieza a hervir, bajamos el fuego al mínimo y lo dejamos así durante todo el tiempo de cocción, que será aproximadamente entre dos horas y media y tres horas (hay que probarlas para ver si están hechas).
          Una vez iniciada la cocción no se puede introducir nada en la olla, pues destrozaríamos las fabes, simplemente hay que agarrar la olla por las asas y moverla para que se mezclen los sabores.
          Cada media hora, más o menos, esto es un poco a ojo, hay que añadir un poco del caldo de los langostinos para que siempre estén cubiertas.
          Para salar el guiso, usaremos dos pastillas de avecrem de pescado, que incorporaremos a 3/4 de la cocción.
          Una vez finalizada la cocción, añadimos los langostinos y las setas y dejamos cocer unos 5 minutos, para que se mezclen todos los sabores.
          Para ello, previamente habremos dorado en una sartén con un poco de aceite las setas y los langostinos.
          Por último, utilizaremos una cucharadita del espesante (maicena, pero como ya os dije la que espesa al momento y no tiene sabor).
          Os recomiendo hacer el guiso incluso un día antes del que lo vayais a comer, porque estará aún más rico.

          miércoles, 10 de marzo de 2010

          CREME BRULÉ


          Ingredientes:
          - 100 ml de leche
          - 4 yemas
          - 60 g de azúcar
          - 200 g de nata
          - 4 cucharadas de azúcar moreno
          - 1 vaina de vainilla

          Elaboración:
          - En una olla vertemos la leche y la vainilla, dejamos que hierva durante unos 5 minutos. Apagamos el fuego, tapamos y dejamos reposar, para que la leche se aromatice durante 10 minutos.
          - En un bol, echar las yemas y el azúcar, batimos hasta que la mezcla espese y tenga un color amarillo claro. Entonces, sin dejar de batir, añadimos la leche (previamente colada), y después la nata.
          - Con un cucharón repartir la mezcla en moldecitos y colocarnos en una fuente de horno con agua, para hacer al baño maría.
          - Dejar que se hagan durante 40 minutos (aunque el tiempo depende del horno, del tipo de molde que utilicemos) o hasta que estén firmes. Sacamos del horno y dejamos enfriar a temperatura ambiente durante unos 15 minutos.
          - Añadir a cada moldecito azúcar moreno, dorar con el soplete. Dejar reposar unos 3 minutos antes de servir para que el caramelo se vuelva crocante.

          Se puede decorar con una frambuesa.

          CANELON RELLENO DE MARISCO CON SALSA DE AZAFRÁN



          Ingredientes:
          - Láminas de pasta para canelones
          - Cebolla
          - Ajo
          - Puerro
          - Langostinos
          - Carne de centollo
          - Un chorrito de coñag
          - Salsa de tomate
          - 1/2 litro de agua
          - Nata líquida
          - Vino blanco
          - Hebras de azafrán
          - Sal

          Elaboración:

          Para hacer el relleno:
          - Ponemos en una sartén un poco de aceite y añadimos el ajo picado, la cebolla y el puerro. Cuando empiecen a dorar, añadimos los cuerpos de los langostinos, dejamos que se hagan un poco y luego incorporamos la carne de centollo. Revolvemos todo y añadimos un chorrito de coñac y flambeamos. Dejamos evaporar, y por último, incoporamos una ó dos cucharadas de salsa de tomate. Reservamos.

          Para hacer la pasta:
          Ponemos a hervir agua abundante, cuando empieza a hervir, añadimos las láminas de pasta para canelones y dejamos el tiempo que indique el fabricante en el paquete.

          Para hacer la salsa de azafrán:
          - Quitamos la cabeza a los langostinos y los pelamos. Reservamos los langostinos.
          - Las cáscaras y las cabezas las ponemos a cocer, en 1/2 litro de agua, junto con un trozo de cebolla, durante unos 20 minutos.
          - Pasado ese tiempo, colamos el caldo, quitando las cabezas, las cáscaras y la cebolla. Una vez colado, ponemos el caldo nuevamente al fuego, añadimos la nata, el vino blanco y el azafrán. Dejamos que se reduzca hasta obtener una crema espesita. Probamos y rectificamos de sal si hiciera falta. En la receta original no ponia nada de colar la salsa pero yo lo hice.

          Presentación:
          Rellenamos los canelones con la mezcla de langostinos y centollo. Enrollamos y emplatamos. Añadimos la salsa de azafrán. Yo acompañé el plato con unas setas salteadas y con un chorrito de nata para decorar.

          VIEIRAS EN CONCHA CRUJIENTE



          Ingredientes:
          - Vieiras (una por persona)
          - Pasta brisa
          - Mantequilla
          - Sal
          - Vino blanco seco
          - Azafrán
          - Bechamel
          - Cebollinos

          Elaboración:
          - Abrir las vieiras, separar con cuidado las nueces y los corales, lavarlas y secarlas con papel absorbente de cocina.
          - Recortamos de 1 lámina de pasta brisa 4 discos de las dimensiones de las conchas de las vieiras. Adherirlos a 4 medias conchas cóncavas, apoyar encima otras 4 conchas, siempre concávas, para que la pasta no se hinche, y cocer en el horno, precalentado a 200ºC, durante 10-15 minutos.
          - Saltear las vieiras 2 minutos en una sartén con una cucharada de mantequilla. Añadir una pizca de sal, regar con 2 cucharadas de vino blanco seco y dejar que se evapore. Retirar del fuego e incorporar al líquido de cocción unas hebras de azafrán y 4 cucharadas de bechamel.
          - Rellenar las conchas de pasta brisa con las vieiras y añadir la salsa. Cocer en el horno a 200ºC durante 10-15 minutos. Decorar con un poco de cebollino, espolvorear un poco de pimienta.

          BUÑUELOS RELLENOS DE QUESO



          Había visto muchas recetas de buñuelos de queso, en los que se hacía una masa con harina, huevo y el queso rallado, pero tenía ganas de probar los buñuelos de toda la vida, pero rellenos de queso, y me gustó el resultado, suave, cremoso.

          Ingredientes:
          - 1 vaso de leche
          - 1 vaso de harina
          - 6 huevos
          - 1 limón
          - 1 cucharada sopera de mantequilla
          - 1 pellizco de sal
          - Queso de Idiazabal (o cualquier otro que os guste, a mi es que este me encanta)

          Elaboración:
          - Ponemos la leche, la raspadura de limón y la mantequilla en un cazo a fuego lento y cuando arranca el hervor se le añade la harina. Apagamos el fuego y con la ayuda de una cuchara de madera removemos hasta que quede una mezcla homogénea y dejamos reposar durante 5 minutos.
          - Después de esos 5 minutos, vamos añadiendo uno a uno, los huevos mientras se va removiendo hasta obtener una crema espesa. Añadimos un pellizco de sal y removemos ligeramente.
          - A parte, ponemos una sartén con bastante aceite de oliva, y vamos agregando la masa poco a poco con la ayuda de una cuchara sopera. Si la masa está bien hecha, los mismos buñuelos se van girando prácticamente solos mientras se fríen.
          - Escurrimos los buñuelos en papel absorvente y reservamos.
          - Por otro lado, ponemos el queso a calentar una olla a fuego muy suave, con un toquito de nata, hasta que quede cremoso.
          - Por último, rellenamos los buñuelos con el queso ayudándonos de una jeringuilla.

          TIMBAL DE FOIE Y MANZANA



          Es una receta que da bastante trabajo pero merece la pena, porque estaba muy bueno, y es muy resultona para una cena con amigos, familia, etc.
          He leído que fueron los egipcios los primeros en darse cuenta de lo exquisito que es el foie o hígado de pato. A mi es una de las cosas que más me gustan, y con los años cada vez lo voy apreciando más y más.

          Ingredientes:
          - 3 manzanas golden
          - 500 g de foie
          - 2 vainas de vainilla
          - aceite de girasol
          - Almendras fileteadas
          - 300 g de azúcar
          - 1/2 litro de agua
          - 1/4 litro de licor de calvados
          - sal maldón y pimienta
          - Compota de manzana

          Elaboración:
          - Macerar la vainilla en aceite de girasol. En un cazo, diluimos el azúcar en agua. Pelamos las manzanas y las cortamos en láminas muy finas (con mandolina es mucho mejor). Después las escaldamos en el almíbar y forramos los moldes con las láminas de manzana una vez bañadas en el almíbar.
          - Limpiamos el foie, aliñamos con sal y pimienta. Ponemos a macerar el foie durante 2 horas en el licor de calvados y después lo cocemos a 70ºC durante 10 minutos. Después rellenamos los moldes con el foie.
          Otra opción, si vemos esto demasiado laborioso es utilizar micuit, en lugar de foie, y no macerarlo ni nada, sino simplemente atemperarlo y rellenar los moldes con éste.
          - Cerrar los moldes doblando hacia dentro las láminas de manzana y dejar enfriar en la nevera durante 1 hora.
          - Desmoldamos los timbales. Espolvereamos con azúcar y quemamos con el soplete.

          Emplatado:
          Colocamos en el plato el timbal y a un lado la compota de manzana y algunas almendras laminadas.
          Yo también acompañé el plato con un poco de mermelada de pimiento de mi tierra querida, El Bierzo, estaba buenísima.

          sábado, 6 de marzo de 2010

          PASTEL DE JAMÓN Y QUESO



          Hola blogueros!!! Hace tiempo que tengo esto un poquito abandonado, pero sigo cocinando, lo que pasa es que no tengo mucho tiempo, así que hoy voy a aprovechar para poner unas cuantas recetas de las que he hecho ultimamente.

          El pastel de jamón y queso es uno de los platos más sencillos que he hecho y que ha tenido una gran aceptación en casa, además le ha encantado a mi pequeña, así que es de esas recetas que pienso repetir a menudo.

          Ingredientes:
          - Jamón serrano en lonchas
          - Queso de cabra en lonchas
          - Pan bimbo
          - 4 huevos
          - 1/2 litro de nata
          - Salsa de tomate (os pongo la receta porque aproveché para hacer una salsa especial)
          - Hojas de albahaca fresca
          - Sal
          - Pimienta

          Elaboración:

          - Mezclamos los huevos y el medio litro de nata, y sazonamos al gusto.
          - En una fuente de horno, untada con un poco de mantequilla o bien forrándola de papel film, colocamos una capa de lonchas de jamón york, sobre ellas colocamos una capa de pan bimbo y añadimos la mezcla anterior (huevos y nata), añadimos una capa de lonchas de queso de cabra y volvemos a repetir la operación: jamón york, pan bimbo, mezcla y queso de cabra.
          Repetimos esta operación las veces que queramos, según el grosor que queramos darle al pastel.
          - En una bandeja de horno ponemos un poco de agua, para hacer el pastel al baño maría, durante 35 minutos a 180ºC.
          - Desmoldamos y cortamos en lonchas gruesas para evitar que se nos deshaga el pastel.

          Para la salsa de tomate:
          - 600 g de tomates maduros
          - 1 cebolla pequeña
          - 1 diente de ajo
          - 1 cucharadita de azúcar
          - 2 ramitas de albahaca
          - 1 vasito de vino tinto
          - 1 trocito de canela en rama
          - 1 trocito de guindill
          - Aceite de oliva virgen extra
          - Sal y pimienta

          Pelamos los tomates y picamos la pulpa. Pelamos también la cebolla y el ajo.
          En una cazuela ponemos la cebolla y el ajo, sazonamos, y añadimos la canlela y la guindilla desmenuzada. Sofreimos durante 8 ó 10 minutos.
          Subimos el fuego, y añadimos el vino, dejándolo evaporar. Incorporamos la albahaca picadita (4 ó 5 hojas), y por último, añadimos el tomate y el azúcar. Bajamos el fuego y rehogamos despacito durante 30 minutos, removiendo de vez en cuando. Retiramos la canela y trituramos.

          Esta salsa la utilicé como acompañamiento, y la verdad, es muy interesante, tiene un pequeño toque picante, pero también se nota el sabor de la canela. Para mi perfecta.

          martes, 17 de noviembre de 2009

          ROLLITOS DE PAVO CRUJIENTES



          Esta receta tenia ganas de hacerla desde hace tiempo porque desde que la ví me pareció sencilla pero resultona y tenía ganas de hacer algo con pavo. Y el resultado me gustó mucho, ofrece una armonía en su combinación de sabores. A todo ello hay que añadir que es una plato elaborado con ingredientes naturales, por lo que además de satisfacer el palada resulta muy nutritivo.
          Espero que os guste y disfruteis con ella.

          Ingredientes:
          - 4 pechugas de pavo
          - 100 g de canónigos
          - 1 diente de ajo
          - 40 g de avellanas peladas
          - 40 g de almendras
          - 60 g de queso rallado
          - 2 claras de huevo
          - 5 cucharadas de aceite de oliva
          - sal y pimienta
          - Beicon

          Elaboración:
          - Machacamos en un mortero el ajo con la mitad de las avellanas y las almendras. Una vez obtenida una pasta, añadimos el queso y 4 cucharadas de aceite, y mezclamos.
          - Lavamos y secamos los canónigos. Cogemos las pechugas de pavo y las sazonamos. Las untamos bien con la mezcla anterior y colocamos encima una loncha de beicon y sobre ella los canónigos.
          Enrollamos las pechugas sobre si mismas y las sujetamos con palillos.
          - Enharinamos las pechugas y las pasamos por las claras de huevo batidas. Posteriormente rebozamos con las avellanas y almendras restantes machacadas.
          - Colocamos las pechugas en una fuente de horno, las regamos con un hilo de aceite y las asamos al horno precalentado a 200ºC, durante 15 ó 20 minutos.
          - Posteriormente las gratinamos hasta que quede una superficie doradita y crujiente. Sacamos del horno y retiramos los palillos.

          miércoles, 21 de octubre de 2009

          RUTA GASTRONÓMICA POR VALLADOLID



          El pasado mes de Septiembre hice una pequeña escapada a Valladolid. Llevaba mucho tiempo queriendo ir por allí, para visitar alguna bodega de la Ribera del Duero y para probar los famosos pinchos de Valladolid, y la verdad es que me quedé con muy buen sabor de boca y con ganas de volver.

          RUTA GASTRONÓMICA

          El viaje comenzó el viernes por la noche con una ruta por los bares más típicos de la ciudad. Un verdadero lujo para el paladar, comenzamos con el pincho de oro del 2009, “Obama en la Casa Blanca” del bar “Los Zagales”. Simplemente impresionante, por la presentación (como podéis ver), pero sobre todo por la mezcla de sabores, de texturas. Se trata de una base de hojaldre, sobre ella huevo trufado, salsa de setas y lo más original, la patata requemada. Si vais por Valladolid no os lo perdáis, os lo recomiendo encarecidamente.



          Después fuimos al bar “La Tasquita”, un bar de los de toda la vida, que pone unos pinchos muy, muy buenos, para mi el mejor sin duda, el “solomillo al roquefort”. El pan es típico de allí, el solomillo está tiernísimo y la salsa de roquefort en su punto justo, con sabor pero sin ser demasiado fuerte.

          Como a mi me encanta la sepia a la plancha, visita obligada era el bar “La sepia”, donde ponen un pincho de sepia a la plancha con alioli muy bueno.

          En el bar del Restaurante “El caballo de Troya” probamos un “risotto de setas” que puedo decir que mejor que los de Italia, delicioso, jugoso, vamos para repetir y repetir y ….

          Por último, en el “Vino Tinto Joven” probamos varios pinchos. Para empezar tomamos la tortilla de patata desestructurada (servida en copa), luego el atún a la plancha con jamón y finalmente, el carpaccio de atún. Estaban todos muy bueno, y el encargado de preparar las tapas es digno de ver, hace unos dibujos en el plato preciosos y con una rapidez que te deja con la boca abierta. El único inconveniente es el poco espacio que hay en el local, porque es pequeño y está siempre lleno.

          Cambiando completamente de estilo, al día siguiente visité un restaurante con estrella michelín, “Ramiro´s”, está situado en el último piso del edificio donde se encuentra el Museo de la Ciencia, lo que hace que tenga unas preciosas las vistas por la de noche. El local y la comida me encantaron.

          Como aperitivo nos ofrecieron una lámina de patata con crema de cebolla. Y a continuación comenzó el menú degustación que consistía en los siguientes platos:
          Los aperitivos los presentaron todos en una bonita y moderna bandeja en la que estaban perfectamente ubicados una cucharita con una bola de jamón rellena de tomate, un rollo de pollo y tapenade de olivas.


          Empanada de langostinos tigre con ensalada y helado de beicon

          En cuanto a los entrantes, sin lugar a dudas, el mejor la empanada de langostinos tigre con ensalada y helado de beicon (sabrosísimo) y el yogurt de tomate con queso de cabra, fruta de la pasión y cochinillo (una especie de salmorejo, pero exquisito y eso que a mi no me gusta el tomate). El huevo con patata y crujiente de piel de bacalao era correcto pero su sabor me recordó mucho al pincho de los Zagales, al "Obama" y entre los dos sin lugar a dudas me quedo con este último.

          Finalmente y antes de pasar a la carne y el pescado, nos sirvieron su plato estrella, la tortilla perfecta, se trata de una tortilla francesa con cochifritos acompañada de jugo de cochinillo. Muy sabrosa y original, porque cuando abres la tortilla (me imagino por la presentación que hecha en un aro), sale toda la yema y se mezcla con el jugo de cochinillo.

          El pescado fue un San Pedro con buñuelo de costillar, un plato muy suculento y sorprendente. La carne consistió en un lomo de corzo con tres tierras (queso, cacao)

          Como prepostre nos sirvieron una mousse de queso con nitrogeno líquido, muy rica y que agradecí enormente después de semejante comilona, pues es refrescante pero con sabor intenso.

          Para acabar acertaron de pleno con el postre, pues yo ya no podía más, pero no podía decir no a un chocolate especiado con helado de manzana asada y aire de romero a la parrilla, un postre ligero, rico en sabores y aromas. Y todo ello acompañado de un vino de la ribera, como es lógico, “Dehesa de Canónigos”.

          Otro de los sitios a destacar y que tienen mucha fama en Valladolid es "La Criolla", allí probé uno de sus pinchos, un hojaldre caliente con queso y anchoas, y tomé una de sus enormes tablas, la que aparece en la foto, llevaba de todo como podreis ver.



          Por último destacar una confiteria que descubrí de casualidad al dar un paseo por la Plaza Mayor, y que luego descubrí que era una de las pastelerías más famosas y tradicionales de esta ciudad, la Confiteria Cubero. Con el café te ponen un vasito con zumo de naranja y un pastelín, y al fondo del local tienen unas reproducciones en chocolate de diferentes edificios de la localidad y también de toda la Comunidad.

          lunes, 19 de octubre de 2009

          MEJOR BLOGUERO



          Hola a todos!!!

          Me entrado a participar en un concurso que hay en canalcocina para elegir los mejores blogs de cocina. Así que si quereis podeis votarme accediendo a la página de canal cocina que os pongo al final. Aparezco en la página 8 con el alias de "marta". Os lo agradecería muchísimo. Además no sólo hay premios para los participantes sino también para los votantes.

          Los premios para los votantes son: al usuario que más votos emita le tocará un fabuloso viaje gastronómico. Los 4 siguientes más activos recibirán un pack de experiencias cada uno y, para terminar, los 20 siguientes que más voten recibirán el item culinario más de moda: el carrito de la compra de Canal Cocina.

          www.canalcocina.es

          Espero que os animeis y me voteis. Un saludo a todos y gracias por adelantado.

          sábado, 17 de octubre de 2009

          EL REGRESO: TIMBAL DE HUEVO

          Hola a todos/as!!! Antes de nada pediros perdón por haber tenido abandonado el blog durante casi 5 meses y, sobre todo, por no haber dado señales de vida durante todo este tiempo, pero es que han sido unos meses muy moviditos, en los que me he visto obligada a hacer este pequeño parón, al final del día acababa tan agotada que, aunque tenía unas ganas locas de poner en práctica todas las ideas y recetas que tengo apuntadas en mi lista de “pendientes”, el cansancio (físico y mental), me superaba.
          Pero después de todos estos meses he regresado con ganas de compartir muchas recetas con todos vosotros. Lo primero, saludar a los nuevos amigos que se han incorporado al blog (gracias por vuestras palabras), prometo visitar todos y cada uno de vuestros blogs o páginas web, ya que ahora tengo más tiempo, porque hasta ahora he de confesar que me ha resultado imposible.
          Lo segundo, compartir una nueva receta con todos vosotros. La tengo desde hace años, y la he hecho infinidad de veces, porque es de lo más sencilla del mundo (no deja de ser huevo frito con patata, pisto y jamón), pero muy resultona, el fallo es que nunca me acordaba de sacarle foto, hasta hoy.



          Ingredientes:
          - Patata
          - Huevos (o huevos de codorniz si queremos ponerlo como aperitivo, es la ventaja que tiene este plato)
          - Jamón serrano
          - Cebolla
          - Calabacín
          - Pimiento rojo y verde
          - Salsa de tomate natural

          Elaboración:
          - Para hacer el pisto: Pelamos la cebolla y la cortamos en cubitos. Hacemos lo mismo con los pimientos y el calabacín. En una sartén, echamos un poco de aceite y ponemos la cebolla a pochar, cuando haya cogido algo de color, añadimos los pimientos y después el calabacín. Cuando todos los ingredientes estén pochados añadimos la salsa de tomate.
          - Por otro lado, pelamos la patata y la cortamos estilo “panadera”, la ponemos a freír en una sartén con abundante aceite. Cuando esté hecha, la colocamos en un plato con papel absorbente y reservamos.
          - También freímos el huevo (normal o de codorniz) en abundante aceite y reservamos.
          - Para preparar el crujiente de jamón, utilizamos un aro y colocamos la loncha de jamón alrededor del mismo. Metemos en el horno, previamente precalentado a 180 ºC durante unos 15 ó 20 minutos, depende un poco de cada horno.

          Emplatado:
          Colocamos en el plato la rodaja de patata (echamos un poco de sal maldón), sobre ella ponemos una capa abundante de pisto, y sobre la misma el huevo frito. Finalizamos colocando al gusto el crujiente de jamón.
          Espero que os haya gustado y que os animéis a probarla, porque estoy segura que repetiréis.

          lunes, 11 de mayo de 2009

          ALBONDIGUILLAS DE PESCADO



          Por lo visto, fueron los árabes los que nos enseñaron a hacer las albóndigas, se piensa que pudo introducirlas un Bereber, como un plato importado durante el período de Al-Andalus.

          Hay una gran discusión sobre si lo correcto es decir "albóndiga" o "almóndiga" y la verdad es que ambas están permitidas por el diccionario oficial de la lengua española, pero éste remite a "albóndiga" como la forma más correcta, mientras que "almóndiga" es considerada incorrecta y de uso vulgar, por eso recomienda la forma original.

          Yo la verdad es que, en este caso, me decidí a hacer unas albóndigas de pescado, cosa que nunca había hecho, porque en mi casa siempre hicimos las albóndigas de carne, las tradicionales, y la verdad no es un plato que me guste mucho, pero éstas tenían muy buena pinta.


          Ingredientes:

          - 500 g de pescado blanco (yo elegí merluza)
          - 1 cucharadita de jengibre rallado
          - 1 cucharadita de sal
          - 4 tallos de cebolleta picados fino
          - 1 cucharada y media de curry en polvo
          - 3 huevos
          - Pan rallado
          - Semillas de sésamo
          - Aceite de oliva virgen extra
          - 1 limón

          Preparación:

          - Ponemos en una sartén el pescado con un poco de agua, sal y un chorrito de zumo de limón. Escalfamos (es decir agitamos ligeramente sin dejar que el agua llegue a ebullición). Escurrimos y desmenuzamos el pescado, eliminando cualquier resto de piel o espinas.
          - Lo ponemos en un cuenco y lo mezclamos con el jengibre rallado, la cebolleta muy picada, sal y curry en polvo.
          - Batimos un huevo y lo agregamos a la mezcla anterior. Removemos bien hasta conseguir una masa. Con esta masa, formamos las albóndigas.
          - Batimos los otros dos huevos en un plato, y mezclamos el pan rallado con el sésamo en otro plato.
          - Rebozamos las albóndigas en huevo batido y después con la mezcla del pan rallado y el sésamo.
          - Ponemos a freir en una sartén con aceite bien caliente. Sacamos, dejamos escurrir en papel absorvente para quitar el exceso de aceite.

          Como acompañamiento yo preparé un puré de patata muy ligero, echo simplemente con patata cocida, leche desnatada y quesitos. Triturándolo todo hasta alcanzar la consistencia deseada. También lo acompañé con unas patatas cocidas, sazonadas con un poco de sal maldón y pimentón dulce.

          jueves, 7 de mayo de 2009

          Ensalada de cangrejo y salmón canadiense



          Esta ensalada es en parte igual a la de "falsos spaguettis verdes" que publique el 20de Abril, pero modificada, porque añadí una salsa y sustituí el bonito por un salmón ahumado extraordinario, procedente de Cánada, que nos habían regalado. No tiene nada que ver con el salmón que estamos acostumbrados a comer por aquí, por lo menos, el que yo estoy acostumbrada a comer, tiene una textura y un sabor completamente distinto.

          La salsa es muy sencilla, simplemente consiste en mezclar un poco de nata, mostaza y zumo de limón. No puedo poner cantidades porque lo hice totalmente a ojo, iba probando hasta que encontré un sabor que me gustó. Después añadimos a la salsa unos taquitos de salmón.

          Por último, para presentar, agregé a la ensalada un poco de la salsa y un tira de salmón. Luego un chorrito de reducción de vinagre de módena y ... A COMERRRR.

          domingo, 3 de mayo de 2009

          Lasaña de centollo y langostinos con caviar de oricios



          La palabra "lasaña" proviene del griego "lasanon", y se refiere al cazo en el que se cocinaba. La palabra singular en italiano es lasagna y en plural lasagne se aplica indistintamente al plato o a la pasta en forma de láminas.

          Para mi lo bueno que tiene la lasaña, y la pasta en general, es que admite todo tipo de relleno. En esta ocasión, me apetecia hacer algo más sofisticado, queria hacer un plato que pudiera poner cuando tuviera invitados, para esas ocasiones en que no tienes mucho tiempo para cocinar, pero quieres hacer algo distinto, que te permita estar con tus invitados y no pendiente del plato.

          Ingredientes:

          -Láminas de lasaña (yo compré lasaña fácil precocida, que sólo tienes que ponerla en agua caliente durante 10 minutos).
          - Carne de centollo
          - Langostinos
          - 1 lata de caviar de oricios
          - 1 cebolla
          - 1 diente de ajo
          - 1 chorrito de coñac
          - Nata

          Preparación:

          Para hacer la salsa:

          -Pelamos los langostinos, y guardamos las cabezas y las cáscaras para hacer la salsa que va a llevar la lasaña.
          - Ponemos en una cazuela la cebolla y ajo picado a rehogar con un poco de aceite de oliva virgen extra. Luego añadimos las cabezas y las cáscaras de los langostinos, rehogamos bien, hasta que cojan un color rojo y hayan soltado todos sus jugos. Añadimos un chorrito de coñac y flambeamos. Dejamos que se evapore el alcohol y reservamos.
          - Colamos la salsa y la ponemos de nuevo en una cazuela, añadimos nata y dejamos reducir.

          Para hacer el relleno de la lasaña:

          - En una sartén con un poco de aceite añadimos cebolla bien picadita, cuando esté blanda, agregamos el puerro, cuando esté dorado, añadimos la carne de centollo, y los langostinos cortados en pequeños trozos hasta que cojan un poco de color. Añadimos un chorrito de coñac y flambeamos. Por último añadimos un poco de salsa de tomate y rehogamos durante un rato.

          Presentación:

          Colocamos una capa de pasta (como ya he dicho anteriormente, yo utilice la pasta precocinada, que simplemente hay que poner en agua caliente durante 10 minutos), sobre ella un poco de la mezcla del centollo y los langostinos, otra capa de pasta y otra del relleno, así sucesivamente hasta que tengamos las capas que deseemos. Por último bañamos con la salsa y agregamos por encima un poco del caviar de oricios. Hay que tener cuidado con el caviar porque tiene un sabor muy intenso.

          lunes, 27 de abril de 2009

          SALMOREJO CON ESPUMA DE PIMIENTO VERDE


          Hasta el año pasado nunca había probado el salmorejo, no soy entusiasta de estos platos, gazpacho, salmorejo, porque no me gusta el tomate, si la salsa de tomate, pero no el tomate natural ni nada que sepa mucho a tomate. Hace muchos años había probado el gazpacho y no me gustó, pues me sabe demasiado a tomate.

          Pero como hay que probar de todo, el año pasado me decidí a probar el salmorejo y la sorpresa fue que me gusto muchísimo, no me sabía a tomate para nada. Me gusta mucho más su textura que la del gazpacho, y eso que el salmorejo sólo lleva tomate y ajo, mientras que el gazpacho lleva muchísimas más verduras (pimiento, cebolla).

          Ingredientes (a mi me dio para 8 vasitos o chatos):

          - 200 gr de tomates de pera maduros
          - 200 gr de miga de pan
          - 1 diente de ajo
          - Aceite de oliva virgen extra
          - Agua
          - Sal
          - Vinagre de jerez
          - 2 huevos duros
          - 50 gr de jamón serrano en un trozo

          Para la espuma de pimiento verde:
          - 200 gr de puré de pimiento verde
          - 100 ml de agua
          - un poco de leche
          - Sal
          - 2 hojas de gelatina


          Preparación:

          - Para obtener el puré de pimiento verde:

          Ponemos a cocer un par de pimientos verdes no muy grandes en agua con sal. Cuando estén blandos, los pasamos por la batidora. Añadimos los 100 ml de agua y corregimos de sal, si hiciera falta.
          En un bol con agua, ponemos las dos hojas de gelatina durante unos 5 minutos y calentamos un poco de leche, sin que llegue a hervir.
          Escurrimos las hojas de gelatina y las añadimos a la leche caliente. Removemos hasta su completa disolución.
          Añadimos la leche con la gelatina al puré de pimientos y pasamos la crema por un colador muy fino.
          Rellenamos un sifón con la crema, colocamos una cápsula y dejamos en la nevera un mínimo de 3 horas.

          Para hacer el salmorejo:

          Humedecemos un poco la miga de pan con un poco de agua, escurrimos bien y lo ponemos en un vaso de batidora con los tomates (lavados y cortados en trozos), un chorrito pequeño de vinagre de Jerez y el ajo (quitándole el germen central para que no repita).
          Batimos bien todos los ingredientes y empezamos a incorporar un hilo de aceite mientras seguimos batiendo hasta obtener una crema. Cuando tengamos la textura deseada (más o menos como una mayonesa ligera), lo metemos en la nevera.

          Ponemos dos huevos duros a cocer y picamos un poco de jamón en taquitos pequeños. Al mismo tiempo, cortamos unas tiras de pan, las untamos de mantequilla y las metemos en el horno hasta que doren un poco.

          Presentación:

          Colocamos el huevo picadito en el fondo de un vasito, luego unos taquitos de jamón y sobre ellos unas cucharadas de salmorejo (es mejor sacar el salmorejo de la nevera como mínimo media hora antes para que atempere).
          Sacamos el sifón de la nevera, echamos en un plato un poco de la espuma de pimiento (a modo de prueba), y luego vamos echando un poco sobre cada vaso, por último añadimos un chorrito de aceite de oliva y colocamos el pan tostado.